¿Deudas buenas? o… ¿Deudas malas?

¿Deudas buenas  o…deudas malas?

Todos tenemos la experiencia de ser deudores, pero no todas las deudas son en sí mismas malas ni tan siquiera terroríficas. Alguna vez es posible que alguna deuda nos haya quitado el sueño por no alcanzar a pagarlas, sin embargo, existen otro tipo de deudas que las adquirimos con una sonrisa en la cara, conscientes de que nos acercarán a nuestra meta de tener unos ingresos constantes sin que tengamos que poner nuestro trabajo en ello, los ingresos pasivos.

Todos, intuitivamente sabemos las diferencias entre las personas millonarias y nosotros, que no es tanto que tenga un súper cochazo, o una tercera o cuarta casa en los Alpes Suizo, sino el hecho que pueden estar en cualquier parte del mundo mientras sus dinero trabaja para ellos, gracias a los ingresos pasivos.

Hoy vamos a explicar un poco cuales son las diferencias entre las deudas buenas que nos ayudan en nuestra libertad financiera y la deuda mala, que nos quita la paz y el sueño, es decir, las diferencias entre ingresos activos e ingresos pasivos.

¿Qué es un ingreso activo? Pues es sencillamente los generados por tu trabajo. Ni más ni menos. Lo que la empresa o clientes te pagan por tus servicios, el Sueldo o Salario, que da para lo que da. Si te quedas sin trabajo, te quedas sin ingresos activos 😥 Aquí da lo mismo si eres autoempleado, autónomo, empleado por cuenta ajena, etc. lo que te dan por tu trabajo son ingresos activos. No trabajas, no hay ingresos.
Aunque estamos “programados” a depender únicamente de ingresos activos, ¿no te parece que es una decisión algo arriesgada? ¿Qué pasa cuando hay una enfermedad, un despido, ausencia de clientes por una crisis prolongada, etc., etc.? Nuestra situación personal, familiar, se puede ver seriamente comprometida por falta de ingresos. Por esto es importante, imprescindible tener otra fuente de ingresos distinta de la del trabajo personal, los ingresos pasivos.

Los ingresos pasivos son los que generamos sin nuestro esfuerzo, sin perder energía, sin depender de tu tiempo ¡suena bien, eh! ¿Pero cómo se consiguen?

Lo explicaremos con un ejemplo sencillo, imagina que tienes un piso en propiedad alquilado. Todos los meses cobrarás una renta por el alquiler, sin hacer nada en especial, pasivamente. Da lo mismo que ese mes hayas ido a trabajar, o hayas estado de vacaciones, o lo que sea, tus inquilinos pagaran cada mes la renta estipulada. Es posible que con un solo piso en propiedad no tengas para cubrir tus gastos de un mes, pero si en lugar de un piso para alquilar tienes dos, tres o más, la cosa cambia radicalmente. Seguramente, con la rentas recibidas y en función de tu nivel de vida, si te daría para pagar los gastos, para ahorrar e incluso no tener que trabajar para conseguir el ingreso activo

Otros ingresos pasivos que pueden generar ingresos son los intereses del dinero depositado a plazo fijo, bonos y deuda del estado, patentes, royalties, libros escritos por ti, etc.

Pero ¿qué es la deuda mala? Y ¿cómo minimizarla?afiliados al exito 1

La deuda mala es aquella que hace que no tengas dinero a fin de mes, que te quita el dinero y no genera riqueza, el dinero gastado que no vuelve.
Ejemplos de este tipo de deuda hay muchos, seguro que te estás acordando de algún de ellos. Por ejemplo una televisión de plasma último modelo, que no necesitabas realmente y además la has comprado a crédito, por tanto con financiación e intereses para la financiera. ¿te das cuenta?

Abusar de la tarjeta de crédito cuando el respaldo en la cuenta es insuficiente para todas esas compras y que además son gastos superfluos son deudas malas porque quitan dinero del bolsillo.

¡Muchos novios se casan con una deuda que les lastra durante largo tiempo para pagar los gastos de la boda! Deuda mala desde el principio.

Por tanto, la deuda buena es aquella que te ayuda a ingresar dinero en tu bolsillo, ¿cómo?

Por ejemplo, tienes una pequeña empresa de imprenta y la compra de una furgoneta te permitirá ampliar el número de clientes y aumentar tus ingresos, la compras a crédito pero la deuda te dará beneficios y podrás pagarla fácilmente.

Otro ejemplo que ya hemos apuntado es comprar un apartamento o piso a buen precio, y alquilarlo por el precio que te coste mensual del crédito, de forma que se podría decir que el apartamento lo paga el inquilino por ti. Es una deuda excelente.

Recuerda:

• Deuda mala El Dinero Sale de tu bolsillo
• Deuda buena Trae Dinero a tu bolsillo

Amelia Sanz
 

Web Analytics